La Pildora, comunicación interna.

Una de las primeras acciones que tomé en comunicación interna fue la creación de blog interno donde escribía sobre la marcha de los proyectos en curso, el problema es que nadie se conectaba para leerlo.

Así pues, decidí poner en marcha una especie de boletín que se enviaba a todos los trabajadores de la empresa los viernes.

La idea surge para resolver el problema de distancia física y de objetivos que había entre la parte comercial de la empresa, situada en el centro de Madrid y la parte de desarrollo situada en Arganda.

También podía ser la herramienta perfecta para comunicar las actividades y progresos de ambos departamentos y conseguir unificar y comunicar los objetivos comunes de la empresa.

La comunicación se llamaba «La Píldora» y comenzaba por «¿Sabías que ..?», la primera cara se dedicaba a una noticia especial o a un hito importante para la empresa siempre con un toque político, la transmisión de algún mensaje interesante para la empresa.

La segunda parte se dedicaba a las noticias de la empresa, a los diferentes proyectos iniciados, a su grado de implementación, en resumen, a la comunicación de los objetivos comunes de la empresa.

Esta iniciativa fue importante mientras la empresa estaba partida en dos, y después durante la época en la que hemos tenido a un equipo de seis personas desplazadas, pero hoy, he decidido terminar con la Píldora tal y como estaba pensada.

La Píldora, como cualquier estrategia de comunicación, con el tiempo, ha conseguido tener grandes defensores, pero también muchas envidias por parte de algunos trabajadores, ha pasado de ser una comunicación donde se intentaba agradecer el trabajo anónimo de mucha gente de la empresa a ser una fuente de agravios si el nombre de uno estaba en negrita y el de otro sólo en mayúsculas.

Así pues, la Píldora acaba hoy, al menos la Píldora realizada por mi con el formato actual, creo que debemos ir hacia otro formato más innovador y diferenciar mucho más la información del mensaje motivador, además creo que debe empezar a ser una herramienta de comunicación abierta a todos los miembros de la empresa que quieran comunicar algo.

Han sido más de 60 píldoras en dos años.

También te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *